comment-children down-arrowemail facebookfilter googleicon-ks icon-nt icon-tr instagramlinkedinpatient reply search slide-nextslide-prevtwitterup-arrow video-play
Nutrición

Nutrición: 5 consejos para NO comer luego de entrenar

Comentarios0 | 08 Noviembre, 2014 | Por Dr. Michael Marsalli
Nutrición: consejos para mejorar tu recuperación y rendimiento luego de entrenar

1- No pierdas los primeros 30 minutos:

Es cuando la célula muscular está más receptiva para captar los nutrientes necesarios. En esos treinta minutos no hace falta insulina para que la glucosa pueda acceder al interior celular. En este tiempo la célula aumenta en gran cantidad sus receptores para transportar la mayor cantidad de glucosa posible a su interior. Es el momento de incluir carbohidratos con proteína en forma líquida.

2- No consumas carbohidratos de bajo índice glicémico:

Los cereales, fruta con cáscara, productos integrales, frutos secos y legumbres,  van a retrasar la recuperación porque tardan mayor tiempo en digerirse por lo que vas a desaprovechar esta ventana metabólica de tiempo.

3- Proteína en estado sólido:

No es el mejor momento para comerse unos huevos fritos. La proteína tiene que digerirse en el estómago, luego pasar al hígado y extraer los aminoácidos que deben llegar a la sangre. En este punto, este proceso ya lleva más de dos horas, por lo que pierdes la captación de aminoácidos que tienen que recuperar tus fibras musculares cuando más se necesitan. Por lo tanto, la mejor forma es consumir proteínas en forma de suplementación.

4- No a las grasas:

Las grasas demoran la llegada del resto de los nutrientes al músculo. Del mismo modo no es recomendable consumir en esas dos primeras horas, todo lo que sean pescados azules, mantequillas, frutos secos (más de la mitad de su composición son grasas), embutidos o carnes que no sean blancas (pavo o pollo).

5- Consumir alcohol:

El alcohol, en cualquier forma, favorece la deshidratación e impide el almacenamiento de glicógeno a nivel muscular. 

Dr. Michael Marsalli
Publicado por:
Dr. Michael Marsalli
Traumatólogo
Ver perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (0)