comment-children down-arrowemail facebookfilter googleicon-ks icon-nt icon-tr instagramlinkedinpatient reply search slide-nextslide-prevtwitterup-arrow video-play
Psicología

4 Estrategias mentales para mejorar el rendimiento de la fuerza

Comentarios0 | 21 Enero, 2017 | Por Dr. Michael Marsalli
¿Cómo sacar la máxima fuerza disponible?

En esos momentos finales en que se siente la falta de fuerza física, podemos utilizar algunas estrategias mentales que han demostrado mejorar el rendimiento. En la siguiente lista se resumen 4 estrategias mentales para mejorar el rendimiento de la fuerza.

1- Usar la imaginación: Visualizarse realizando el movimiento se ha asociado con un aumento de la fuerza máxima, pero no presenta una mejoría en la resistencia muscular ni en la potencia.

2- Establecer objetivos: Es necesario ser específico con el nivel que se quiere buscar y pensar en hacer lo mejor posible. Esto se ha asociado a un aumento de la fuerza máxima, resistencia muscular y potencia.

3- Darse ánimo: Hablarse a uno mismo para mejorar el rendimiento se ha asociado a un aumento de la fuerza máxima y potencia, pero no a aumento de la resistencia específica de un músculo.

4- Ánimo y estimulación preparatoria al esfuerzo: Significa realizar estrategias dirigidas a aumentar el nivel de activación. Esto se asocia a un aumento de la resistencia muscular y la potencia, pero no se ha logrado asociar a una mejoría de la fuerza máxima.

Las estrategias mentales cognitivas generalmente aumentan el desempeño en la fuerza muscular en actividades que requieren fuerza máxima, resistencia y potencia muscular. Sin embargo, estos resultados deben ser interpretados de forma cuidadosa, ya que hay que considerar que los resultados no son unánimes. Algunos estudios presentan un bajo número de casos y no existe una explicación para entender de forma acabada por qué estas estrategias aumentan la fuerza muscular. De todas formas, es una estrategia fácil de realizar y puede aumentar el rendimiento deportivo en los momentos en que se requiera un impulso extra para cumplir los objetivos propuestos.

Fuente: Tod, Sports Medicine, Sept 2015

Dr. Michael Marsalli
Publicado por:
Dr. Michael Marsalli
Traumatólogo
Ver perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (0)