comment-children down-arrowemail facebookfilter googleicon-ks icon-nt icon-tr instagramlinkedinpatient reply search slide-nextslide-prevtwitterup-arrow video-play

Pubalgia

Comentarios2 | 16 Febrero, 2014 | Por Dr. Michael Marsalli

La pubalgia es un cuadro que se caracteriza por dolor en la región pélvica, específicamente en la zona de la inserción pubiana de los músculos abdominales y/o de los músculos aductores del miembro inferior, con múltiples causas y presente entre el 2-5% de todos los deportistas.

Esta lesión se produce en disciplinas deportivas en las que se deben realizar constantes movimientos explosivos que involucran cambios de velocidad, de dirección y detenciones bruscas, como el fútbol (50%), corredores de larga distancia, saltadores de valla, tenis, rugby, hockey, entre otros.  La pubalgia se presenta en más cantidad en el género masculino (5:1) debido a factores de diferenciación anatómica entre hombres y mujeres, como también por mayor participación masculina en estos deportes.

Alteraciones posturales, microtraumatismos en la zona, sobre-entrenamiento, mal gesto deportivo, terreno inadecuado y desbalances musculares, provocan dolor, acortamientos y procesos inflamatorios que desencadenan este tipo de lesión.

Existen diversas teorías que tratarían de explicar el origen del dolor. Aparentemente, el dolor crónico en la zona inguinal podría estar explicado por varias patologías diferentes. Para el momento en que la pubalgia se ha experimentado por meses, pueden haber aparecido y estar presentes varias de estas causas de forma simultánea. El origen común es la sobrecarga mecánica de la región pélvica que causa la falla local de los tejidos (músculos, tendones, hueso). A continuación, las estructuras que pueden presentar dolor y las diferentes causas de la pubalgia:

  • Músculos Aductores: desgarros musculotendíneos, entesitis, dolor neuromiofascial
  • Tendón Iliopsoas: tendinopatía, bursitis
  • Pared abdominal: debilidad de pared posterior anillo inguinal, desgarro tendón conjunto, desgarro aponeurosis músculo oblicuo externo
  • Pubis: reacción por stress o fractura por stress del hueso púbico

Pubalgia

Una vez confirmada la patología por el médico especialista a través del examen clínico y de imagenología, el tratamiento abarca en una primera instancia suspender la actividad deportiva que está generando el mecanismo de lesión, además de la utilización de medicamentos indicados por el médico (analgésicos, antiinflamatorios y/o relajantes musculares) y la ayuda de crioterapia.

En una siguiente fase, y con la ayuda de un Kinesiólogo especialista, se debe mantener una adecuada flexibilidad de la zona, para que los gestos deportivos en la vuelta a la práctica deportiva, sean realizados sin desventajas mecánicas, básicamente realizando maniobras de elongación entre 30-60 segundos de la musculatura flexora de cadera y aductora, sumado a ejercicios de movilidad articular y a la ayuda de la fisioterapia.

Si el dolor ya está controlado se puede realizar entrenamiento en bicicleta estática, para luego progresar al trote e ir realizando progresiones en velocidad y desplazamientos, agregando gestos técnicos acordes al deporte realizado por el paciente. Las etapas deben ir reguladas por la percepción del dolor del paciente, ya que con dolor el paciente involuntariamente va a tender a tomar posturas antiálgicas que no permitirán la desinflamación de la zona. Además, junto con lo mencionado se deben realizar ejercicios de fortalecimiento abdominal isométricos, de abductores y de los músculos sinergistas a estos.

El tiempo de recuperación de la pubalgia es variable, puesto que existen casos de menor complejidad en las que en un período de un mes aproximadamente existe una completa mejoría, sin embargo en la mayoría de los casos la recuperación puede tardar entre 3 semanas y 4 meses, llegando incluso al año en algunos casos. Siempre el paciente debe tener en cuenta que alrededor del 20% de los casos, recae en la misma lesión luego de recibir el tratamiento, por lo que las restricciones que indique el especialista y la reinserción a la actividad deportiva debe realizarse al pie de la letra.

Fuente: Brukner and Khan, Clinical Sports Medicine 3E, McGraw-Hill Professional

¿Quieres recibir ofertas? Publica un aviso de tu lesión aquí

Dr. Michael Marsalli
Publicado por:
Dr. Michael Marsalli
Traumatólogo
Ver perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (2)
  • leandro simbaña
    leandro simbaña
    | 06 Enero, 2015 |

    Muy positivo felicitaciones colegas

    Responder
  • Yvan
    Yvan
    | 04 Agosto, 2014 |

    Para cualquier problema relacionado con los aductores recomendamos el uso del Shortystrap. Se trata de una malla para la prevención y el tratamiento de la pubalgia y lesiones de aductores. Alivia la zona pélvica y deja en reposo parcial los aductores, lo que permite no parar el deporte y junto a las sesiones de fisioterapia acelera el proceso de rehabilitación... Más información en www.shortystrap.es

    Responder