comment-children down-arrowemail facebookfilter googleicon-ks icon-nt icon-tr instagramlinkedinpatient reply search slide-nextslide-prevtwitterup-arrow video-play

Crioterapia en la Rehabilitación Deportiva

Comentarios0 | 30 Julio, 2013 | Por Klgo. Patrick Muller

Al sentir una molestia o lesión recomiendo necesariamente acudir a un especialista que pueda evaluar el caso personal y así entregar la indicación adecuada para el uso de las distintas herramientas en su rehabilitación. En la mayoría de los casos, la indicación incluirá la palabra: CRIOTERAPIA.

La aplicación de bajas temperaturas  como medio terapéutico (frío local) es conocida técnicamente como CRIOTERAPIA. La crioterapia busca disminuir la sensación de dolor, controlar la hemorragia e inflamación a través de la vasocontricción que se produce (contracción de los vasos sanguíneos), disminuir el edema, relajar la musculatura, entre otros. Será indicado en traumatismos menores, fracturas, procesos inflamatorios, cuadros post- quirúrgicos, dolor articular, y variadas otras situaciones. Esto va a tener diversos efectos según la modalidad de empleo, el tiempo, la zona y la técnica que se aplique, según le indique su especialista.

El modo de empleo puede ser a través de:

  • Bolsa de hielo
  • Pack de gel
  • Compresas frías
  • Criomasaje (masaje con hielo)
  • Aerosoles (cloruro de etilo)

El tiempo de empleo y descanso dependerá de los efectos que se quieran lograr, y se podrían clasificar en dos. La crioterapia breve (menor a 10 minutos) que lo llevará principalmente a una dilatación de los vasos sanguíneos con efecto anestésico, y la crioterapia prolongada (mayor a 15 minutos) para llegar a capas más profundas y enlentecer el metabolismo local principalmente.

El cuidado debe estar presente en todos los casos. Hay que recordar que con la crioterapia se busca ENFRIAR y no CONGELAR. Entonces una aplicación segura debe encontrarse entre los 10°c y los 18°c, para evitar quemaduras por frío y muerte celular de la zona. Esto puede llevarse a acabo con envoltura en toallas u otro material que evite el contacto directo con la piel. En el caso de pacientes con trastornos de sensibilidad en la piel por otras patologías asociadas o la presencia de heridas abiertas que puedan estar en la zona con posibilidad de infectarse, la crioterapia estaría contraindicada.

Klgo. Patrick Muller
Publicado por:
Klgo. Patrick Muller
Kinesiólogo
Ver perfil
Comentarios (0)