comment-children down-arrowemail facebookfilter googleicon-ks icon-nt icon-tr instagramlinkedinpatient reply search slide-nextslide-prevtwitterup-arrow video-play
Entrenamiento

Seleccionando las mejores zapatillas

Comentarios0 | 21 Enero, 2016 | Por Dr. Michael Marsalli
¿Cuáles son las mejores zapatillas para mi estilo y mis pies?

 

Comúnmente nos encontraremos con recomendaciones de zapatillas en avisos de publicidad, de vendedores en tiendas especializadas o bien,  de amigos que practiquen el mismo deporte que nosotros. Nos invadirán de información con respecto a la mejor zapatilla que tenemos que comprar. Pero, ¿que es lo que dice la mejor evidencia disponible con respecto a qué zapatillas debemos ocupar?

No existe suficiente evidencia que confirme que la fuerza de impacto y la pronación sean realmente factores de riesgo para tener lesiones al correr, a pesar de que sean ampliamente consideradas por la mayoría de las personas cómo los principales factores de riesgo que uno debiera corregir para prevenir lesiones.

El resumen de la mejor evidencia disponible con respecto a las zapatillas en el deporte dice que:

  1. Diferentes sujetos seleccionan diferentes tipos de zapatillas como las más cómodas. No todos los deportistas son iguales y todos tienen diferentes necesidades, por lo tanto, son distintas las características que buscan para su deporte y pisada. Esto hace que también difieran en como perciben la comodidad de cada zapatilla en sus actividades.
  2. Las zapatillas que se sienten más cómodas se asocian a una menor cantidad de lesiones relacionadas al movimiento que las zapatillas que sienten como menos cómodas para cada atleta.
  3. Las zapatillas más cómodas están asociado a un menor consumo de oxigeno por el atleta que las que son encontradas como menos cómodas.
  4. El esqueleto de cada individuo o de cada atleta tiene un tipo pisada que mantiene un patrón de movimiento preferido. El esqueleto siempre preferirá mantenerse de forma constante en ese patrón de movimiento.

¿Cuáles son las implicaciones prácticas de estos cuatro puntos?

  1. Una zapatilla cómoda permitirá que el esqueleto de ese individuo siempre se mueva en el patrón de movimiento preferido, por lo tanto, una buena (cómoda) zapatilla para correr demandará menos actividad muscular y menos consumo de oxígeno que una mala zapatilla, asegurando que el esqueleto siempre se mueva en el patrón de movimiento correcto y preferido.
  2. Los atletas deberán seleccionar una zapatilla cómoda para ellos mismos usando sus propios filtros. Esto asegurará automáticamente una disminución de riesgo de lesiones al correr.

Fuente: Nigg . Br J Sports Med. 2015

Dr. Michael Marsalli
Publicado por:
Dr. Michael Marsalli
Traumatólogo
Ver perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (0)