comment-children down-arrowemail facebookfilter googleicon-ks icon-nt icon-tr instagramlinkedinpatient reply search slide-nextslide-prevtwitterup-arrow video-play

Tratamientos para el dolor de rodilla

Comentarios0 | 19 Septiembre, 2016 | Por Dr. Michael Marsalli
¿Cuáles son las opciones para el tratamiento del dolor de rodilla?
Ejercicios para fortalecer y aliviar el dolor de rodilla

El ejercicio es una de las mejores estrategias para ayudar al dolor de rodilla, ya que ayuda a mantener el rango de movimiento y fortalece los músculos alrededor. Las investigaciones demuestran que incluso incrementos relativamente menores en la fuerza del cuádriceps– los músculos que recorren la parte anterior del muslo– puede ayudar a reducir los síntomas de dolor asociados a la artrosis. El ejercicio adecuado también puede reducir el riesgo de lesiones en la rodilla y también favorecerá la recuperación de las lesiones más frecuentes.

Infiltraciones

Existen diferentes tipos de infiltraciones en donde se busca inyectar una sustancia dentro de la articulación para que realice un efecto terapéutico local para el dolor de rodilla.

Suplementos de ácido hialurónico: Estas sustancias son inyectadas en la articulación para buscar suplementar naturalmente el ácido hialurónico producido por la rodilla. En las articulaciones sanas el ácido hialurónico actúa como un amortiguador y lubricante del cartílago, permitiendo que las articulaciones se muevan fácilmente una sobre otra. Sin embargo, el ácido parece perder su estructura y disminuir su cantidad en personas con artrosis. Inyectándolo en una articulación, se busca aliviar el dolor y la inflamación. Las inyecciones se administran según diferentes esquemas sugeridos por el proveedor y varían según la marca entre una dosis anual, y semanalmente durante tres o cinco semanas dependiendo del producto. La evidencia actualmente es controversial para el alivio del dolor, sin embargo, sus pocos efectos adversos lo hace una medida terapéutica que muchas veces se justifica intentar.

Inyecciones de corticoides: Los corticoides tienen un potente efecto antiinflamatorio, por lo que se inyectan directamente en la articulación de la rodilla para alivio rápido del dolor y la inflamación. Sus beneficios pueden durar desde unos pocos días hasta meses. Mientras que las inyecciones brindan alivio específico de la articulación y carecen de muchos de los efectos secundarios de los corticoides orales, no están exentos de riesgos. Las infiltraciones repetitivas en la rodilla pueden contribuir a la degradación del cartílago. Por esa razón, probablemente tu médico ponga un límite en el número de inyecciones que puedes recibir.

Medicamentos Orales

Fármacos anti-inflamatorios no-esteroidales: Hay más de una docena de diferentes drogas en esta categoría, algunos de los cuales están disponibles sin receta médica. Fármacos anti-inflamatorios no-esteroidales, o AINES, son utilizados para ayudar a aliviar el dolor y la inflamación de la rodilla. Se utilizan para todas las formas de artritis, artrosis, lesiones tendíneas, lesiones intraarticulares, etc.

Suplementos de Proteoglicanos: Existen diversos suplementos de este tipo en el mercado. Los más usados son el condroitín sulfado y la glucosamina. Generalmente es un compuesto de ambos. Estos componentes están presentes normalmente en la matriz del cartílago sano. La idea es aumentar la disponibilidad de este suplemento en el cuerpo para que se pueda aumentar y mejorar la matriz del cartílago de la rodilla. Para que esto ocurra, el suplemente debiera ser digerido, pasar a la circulación sanguínea, llegar a la rodilla y luego realizar el estímulo de aumentar la producción y calidad del cartílago. Lamenteblemente, no existe evidencia científica suficiente de que estos suplementos disminuyan el dolor, detengan el progreso de la artrosis o la mejoren.

Cirugía de Rodilla

Se pueden dividir en dos tipo de cirugías: la cirugía de reemplazo articular o las cirugías de preservación o reparación articular.
Al hablar de cirugía de reemplazo articular se hace referencia a la cirugía de prótesis de rodilla. Esta puede ser una prótesis total o parcial de rodilla. Este es un procedimiento en el cual la articulación de la rodilla dañada es removida y reemplazada con una prótesis, que puede ser de diferentes aleaciones de metál y componentes plásticos. La rodilla es la articulación más comúnmente reemplazada hoy en el mundo. El reemplazo de rodilla es una opción cuando el daño articular es irreparable, interfiere con la funcionalidad de la vida diaria y causa un dolor constante que no se alivia con terapias más conservadoras.

Cuando hablamos de cirugías de preservación articular o de reparación articular, podemos encontrar cirugías con técnicas artroscópicas y cirugías abiertas. La artroscopía de rodilla es una cirugía de mínimamente invasiva que se realiza mediante la inserción de una cámara iluminada e instrumentos a través de pequeñas incisiones en la piel. Algunos ejemplos frecuentes para el uso de la cirugía artroscópica son:

• Reparación o resección de meniscos lesionados
• Reparación de un ligamento cruzado
• Reparación del cartílago articular
• Remover fragmentos libres
• Evaluación y diagnóstico de certeza bajo visión directa

En resumen, son múltiples las estrategias para el tratamiento del dolor de rodilla. La mejor opción dependerá del dagnóstico específico y los objetivos planteados en conjunto con tu médico tratante. Es por esto que frente a este síntomas, debes ser evaluado por un especialista.

Dr. Michael Marsalli
Publicado por:
Dr. Michael Marsalli
Traumatólogo
Ver perfil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios (0)